Greenpeace España

Hoy se cumplen 32 años del accidente de la central nuclear de Three Mile Island (TMI), cerca de la población de Harrisburg, en Pennsylvania, Estados Unidos.

Aquel 28 de marzo de 1979, el reactor de la unidad número 2 (TMI-2) de esa central nuclear sufrió un grave accidente con fusión parcial del núcleo que provocó una importante fuga de gases radiactivos al medio ambiente y ha causado incremento de cáncer en las zonas cercanas a la central, según demuestran estudios independientes. Calificado finalmente de nivel 5 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), había sido, hasta el accidente de Fukushima, en Japón, el segundo más grave en la historia de la industria nuclear.

La cantidad de radiactividad liberada en el accidente de Three Mile Island fue minimizada por la agencia de seguridad nuclear de los Estados Unidos (Nuclear Regulatory Comisión, NRC), que admitió oficialmente sólo 10 millones de curios. La Union of Concerned Scientists de EE.UU. demostró la existencia de varios indicadores de que se produjo una fuga más grande. También un estudio científico independiente dirigido por el investigador Steven Wing concluyó que el escape de radiación fue más de diez veces superior al reconocido oficialmente. Su investigación demostró además, basándose en la proximidad geográfica de los residentes a la fuga radiactiva, que los índices de cáncer pulmonar son de cuatro a seis veces más elevados en las zonas situadas a favor de viento que en aquellas viviendo en otros sitios alrededor de la planta. Wing concluyó también que hubo de dos a diez veces más casos de leucemia en adultos en zonas a favor de viento desde Three Mile Island que en contra del viento.

Si hoy traemos a este blog el recuerdo del accidente de TMI-2 no es para recordar lo peligrosa que es la energía nuclear; lamentablemente el accidente de Fukushima lleva tiempo encargándose de ello desde el 11 de marzo pasado y parece que va, por desgracia, a seguir recordándonoslo bastante tiempo más.

Merece la pena recordar el accidente de TMI-2 por varios motivos. Uno es que, al igual que en la central nuclear de Fukushima, se produjo en TMI-2 un accidente de pérdida de refrigerante en el núcleo del reactor, y que durante ambos accidentes los responsables de la central lucharon desesperadamente para evitar la fusión total del núcleo (lo que deseamos se pueda lograr aún en Fukushima), que se tuvieron que tomar medidas de evacuación de la población, y también que las autoridades y el lobby nuclear se apresuraron, entonces como ahora, a lanzar falsos mensajes de calma a la población, minimizando la gravedad del accidente y sobre los efectos de la radiación.

Otra similitud es que en España tenemos reactores como los de esas centrales japonesas y americanas. Así, los reactores de la central de Fukushima son de agua en ebullición (BWR) de diseño General Electric, como los de Garoña (Burgos) y Cofrentes (Valencia). Por su lado, la unidad 2 de Three Mile Island era una central nuclear de agua a presión (PWR) de diseño Westinghouse del mismo tipo que las de Almaraz-1, Almaraz-2 (Cáceres) y Ascó-1 y Ascó-2 (Tarragona).

En Fukushima, la causa del accidente nuclear fue la pérdida de suministro eléctrico exterior a los reactores, debido al efecto de un terremoto y el posterior tsunami. España, afortunadamente, no es un país de tan alto riesgo sísmico, pero ¿quién puede asegurar que las centrales de Garoña o Cofrentes no pudieran quedarse sin suministro eléctrico externo por una gran inundación, por un sabotaje, por un atentado terrorista, o por un fallo técnico o humano?

En Three Mile Island fue una combinación de fallos técnicos y errores humanos lo que provocó el más grave accidente nuclear de los Estados Unidos. ¿Quién puede decir que en España no puede pasar un accidente como el TMI-2?

TMI-2, Fukushima. Volvemos a preguntarnos ¿para que correr el riesgo de sufrir un grave accidente nuclear en España si, gracias a las energías renovables, tenemos la posibilidad de cerrar las centrales nucleares rápidamente?

Carlos Bravo y Rodrigo Marcos, campaña Anti-Nuclear de Greenpeace

28/03/2010: Primeros datos del equipo de expertos en radiación de Greenpeace en Japón

Informe El accidente nuclear de Three Mile Island (Harrisbug, EE.UU., 1979)
¿Qué ocurrió en la central nuclear de Three Mile Island?

Página especial “Crisis nuclear en Japón”

Sigue todas las actualizaciones sobre Fukushima en el canal de Twitter de @Greenpeace_esp