Greenpeace España

Ayer en nuestra oficina de Amsterdam, recibimos un fax urgente de Shell. Una de las compañías petroleras más poderosas del mundo, y contra la cual todas las oficinas de Greenpeace llevan a cabo actividades en el marco de la campaña #salvaelartico. La nota, procedente de los abogados de Shell, era un mensaje desafiante. Están muy preocupados por las acciones que Greenpeace ha realizado alrededor del mundo durante toda la pasada semana. Según la compañía habíamos puesto en riesgo la actividad de sus estaciones de venta de combustible y al público en general. La carta concluye con una advertencia acerca de comenzar “actos” contra Greenpeace, en cualquier momento.

No sé como lo veis vosotros, pero parece una ironía increíble ser acusados por Shell de poner en riesgo a las personas. Teniendo en cuenta que la pasada semana, el buque de perforación que la compañía ha llevado al Ártico, perdió el control y terminó encallando en una playa de Alaska. Buen comienzo, que demuestra que Shell es una empresa que no pone en riesgo a las personas y al medio ambiente.

Shell es la compañía responsable del mayor derrame de petróleo en la historia reciente del Reino Unido en el mar del Norte, y se enfrenta actualmente a una multa de 5.000 millones de dólares por verter más de 40.000 barriles de crudo en aguas nigerianas el pasado mes de diciembre.

¿Entonces cuáles son realmente los motivos que esconden las amenazas de los abogados de Shell? Quizás sea que Greenpeace está exponiendo de forma demasiado incómoda la verdad de la incompetencia de Shell para perforar en el Ártico. Quizás sea el millón de firmas recogidas en menos de un mes contra esas actividades y la repercusión que a nivel global está teniendo. O quizás, sólo quizás, que esta carta sea la última acción desesperada de una compañía con pocas expectativas de futuro, que se ha dado cuenta que hay cada vez más gente en contra de que sigan con el negocio de saquear los recursos del planeta.

En un hecho histórico, la noche del 20 de julio, la campaña consiguió, en menos de un mes, un millón de personas que se han sumado a la campaña #salvaelartico www.salvaelartico.es. El resultado vino mucho más rápido que lo habíamos esperado, signo de que un número creciente de personas se moviliza contra la destrucción de nuestro planeta.

Queremos y debemos ser más para frenar a las empresas petroleras como Shell, que están empecinadas en perforar el fondo marino en el Polo Norte. Por ello nos hemos puesto una nueva meta: ¡llegar a dos millones de firmas para fin de año! Todas las firmas serán llevadas al Ártico en una expedición programada a principios del año que viene y depositadas en una cápsula de seguridad a 4 kilómetros de profundidad.

¡Únete y ayuda a defender el Ártico!

Claudia Kirschning y Julio Barea (@JulioBarea) campaña de Energía y Cambio Climático de Greenpeace España

MÁS INFORMACIÓN
- Post 19/07/2012: Ver el hielo ártico en 3D
- Post 17/07/2012: ¡Actúa! Dile a Shell ¡Fuera del Ártico! #tellshell
- Post 13/07/2012: La industrialización del Ártico
- Post 10/07/2012: La Revolución Ártica ha comenzado
- Post 06/07/2012: Radiohead y Jude Law piden salvar el Ártico
- Post 03/07/2012: La osa Paula en el Hormiguero 3.0
- Post 25/06/2012: Juntos podemos Salvar el Ártico
- Post 21/06/2012: #SalvaelArtico, un paraíso helado en peligro
- Post 18/06/2012: ¡Navegamos para salvar el Ártico!


“Cuando el último iceberg haya desaparecido, el último oso polar envenenado y muerto el último pez…. descubriremos que no podemos comer petróleo…” (leído en Twitter)

Todos dependemos de la salud del Ártico. Durante más de 800.000 años el hielo ha sido una característica permanente del océano Ártico. Ahora, se está derritiendo por el uso desmesurado de energías fósiles sucias. El Ártico es como el frigorífico del planeta ya que refleja gran cantidad de calor solar hacia el espacio y mantiene así fresco al planeta y estabiliza los sistemas meteorológicos de los que dependemos para cultivar nuestros alimentos. Proteger el hielo significa protegernos a todos.

El cambio climático, las prospecciones de petróleo, la pesca industrial y los conflictos amenazan el Ártico y estamos a tiempo de conseguir que se proteja.

Porque tu firma es importante y nuestros voluntarios no tienen fronteras… este sabádo 23 de junio, voluntarios y voluntarias de Greenpeace instalarán sus stands en las calles de 19 ciudades de todo el país, para recoger apoyos que permitan declarar Santuario Global al Alto Ártico.

Necesitamos 1 millón de firmas en todo el mundo, que se llevarán al Ártico en una cápsula del tiempo (este fin de semana podrás ver algunas imitaciones de la cápsula donde dejar tu firma) para las generaciones futuras.

Cada firma por salvar el Ártico da acceso a una aventura online que permitirá a los ganadores del concurso, a nivel internacional, viajar a la región Ártica para depositar la cápsula.

Esta actividad es internacional y se realizad en más de 160 ciudades de 21 países. Anímate, vente, disfruta, juega y ¡firma por el Ártico! Entérate de las actividades por comunidades.

Casa de Vacas del Parque del Retiro (Madrid)
Este sábado en Madrid enfríate un poco firmando por el Ártico en el Retiro. De 11 a 19h estaremos frente a la Casa de Vacas del Retiro, para recoger apoyos por la creación de un Santurario Global en la zona del Alto Ártico.

Los niños/as también tienen su espacio en esta helada actividad y podrán disfrutar de un teatro interactivo con la actuación de Paula, una osa polar muy grande y muy real…con la que podrán además sacarse fotos…¡los pequeños quedarán fascinados!

Los más aventureros podrán realizar, durante todo el día, una actividad de geocatching ambientada en los valores del Ártico. El geocatching es una gymcana en la que la localización de los objetos ocultos se realiza con gps o teléfono móvil, aunque también se facilitarán mapas en papel.

¡No te lo pierdas! Vente mañana sábado y firma para Salvar el Ártico.

Araceli Segura, responsable del departamento de Participación de Greenpeace

- Entérate de las actividades por comunidades
- Más información de la salida de grupos en Madrid
- Únete a los grupos de voluntariado de Greenpeace en las redes sociales
- Firma ahora y pide a los líderes mundiales que la zona del Alto Ártico sea declarada santuario global

MÁS INFORMACIÓN
- Post 21/06/2012: #SalvaelArtico, un paraíso helado en peligro
- Post 18/06/2012: ¡Navegamos para salvar el Ártico!


En lo que llevamos de primavera han visto la luz varios documentos de la Comisión Europea (CE), centrados en la realidad española, que ponen los pelos de punta. Hablo, por un lado del documento en el que se ha analizado el programa nacional de reformas y del programa de estabilidad españoles, que concluye que España ha hecho caso omiso a gran parte de las recomendaciones europeas en materia ambiental y, por el otro, del estudio sobre el estado de cumplimiento de los objetivos europeos de energías renovables en el que España es el vivo ejemplo de la política energética que no hay que adoptar.

Allá van algunos de los “grandes éxitos” de nuestro Gobierno en materia energética que menos le han gustado a la Comisión:

España tiene el honor de tener los impuestos ambientales (en % del PIB) más bajos de la UE en 2010. Tras varias propuestas de fiscalidad ambiental presentadas por Greenpeace y otras entidades y las indicaciones europeas de desplazar la presión fiscal del trabajo al consumo y a las actividades perjudiciales para el medio ambiente para salir de la crisis, la CE constata que en España “la vida sigue igual”.

Somos uno de los países en los que se mantienen más elevados los subsidios a los combustibles fósiles como las ayudas al carbón que no sólo nos cuestan dinero en si mismas sino que se traducen en un aumento de los costes de la compra de derechos de emisión. Además, España desaprovecha el potencial de aumento de los impuestos especiales sobre los combustibles de transporte y con él la oportunidad de reducir emisiones y obtener fondos para las energías limpias.

Incoherencia de medidas de política energética ejemplificadas con una moratoria unilateral a las primas a las energías renovables justo cuando la UE exige mayor coordinación de políticas y estabilidad europea a nivel de ayuda, con el mantenimiento del mercado eléctrico que falsea la competencia mediante la intervención en el precio final de la energía en beneficio de fuentes como la nuclear o la hidráulica (causa principal de los windfall profits, o beneficios llovidos del cielo) o con la falta de interconexión con la UE y el Magreb. Lo anterior repercute, según la CE, en un mayor precio de la energía y en la ralentización del desarrollo de las renovables pero también en un aumento de la dependencia energética de España (79%) que ya es muy superior a la media europea (54%).

Nuestra falta de ambición climática se ha hecho evidente en las ultimas sesiones de negociación de la UE en las que España se ha negado a aumentar el objetivo de reducción de emisiones europeo para 2020 o a reformar el mercado europeo de comercio de emisiones para asegurar un precio del carbono elevado que “aterrice” el principio de quién contamina paga e incentive la inversión en tecnologías limpias.

Esta locura energética del Gobierno de Rajoy le ha llevado hasta oponerse al redactado de una Directiva de Eficiencia Energética que sería el impulso necesario para los sectores de las tecnologías limpias y la construcción. Algo por lo que nos hemos ganado el galardón al peor país en esta negociación.

En buenas manos estamos si no somos capaces ni de proteger el medio ambiente cuando Bruselas nos lo exige por nuestra economía. Pero que no cunda el pánico, siempre podemos exigirle al Gobierno que cumpla la función por la que le hemos puesto allí… o simplemente hacer como los malos estudiantes y centrarnos en el deporte. La Roja ya ha demostrado que es capaz de devolvernos el orgullo patrio que nos  arrebatan nuestros políticos, aunque con lo que se empeña últimamente Rajoy en dejarlo por los suelos, muy bien tendrá que jugar.

Por Aida Vila (@Aidavilar), responsable de la campaña Cambio climático y Energía de Greenpeace España
Imagen:
© Steve Morgan / Greenpeace

- Análisis del Proyecto de Ley de medidas ambientales de acuerdo con las recomendaciones europeas


Hoy es el Día Mundial de los Océanos y, también hoy… pero siempre, se lo dedicamos a los pescadores artesanales, los protagonistas de esta historia.

Con más de un 75% de los stocks pesqueros totalmente explotados, con nueve de cada diez caladeros europeos afectados por la sobrepesca, con una contaminación que llega a crear islas de plásticos, con el litoral costero prácticamente enladrillado y con los efectos del cambio climático que no podemos controlar, esta claro que los océanos no están de celebración.

Greenpeace cree que la pesca artesanal sostenible es una de las soluciones a la crisis que afecta a los océanos. La pesca artesanal representa el 80% de la pesca en España y el 70% en Europa. ¿Cómo que el 80% de la flota es artesanal? Y entonces ¿por qué se desconoce ese dato? Y si es así y si además no daña, y permite que los océanos, la pesca y los pescadores tengan futuro ¿por qué apenas recibe ayudas de la UE? ¿quién se está quedando con mas de un billón de euros que vienen de mis impuestos? Esta claro quién se lleva el premio económico, la pesca industrial ¡hay quien pesca más, en los pasillos que en la mar!

La futura Política Pesquera Común puede cambiar esto, su verdadera magnitud, no son barcos, no son peces, son personas que tienen barcos que cuidan los peces y por ende de los océanos. Hay gente que trabaja en el mar y para el mar, pescando, mariscando de manera sostenible, controlando lo que hacen, ellos son los primeros que necesitan ver cómo los stocks pesqueros se recuperan, cómo desaparece la pesca destructiva y cómo se ayuda a los que lo hacen bien y no a los que lo hacen mal.

Julián es uno de ellos. Pesca merluza con anzuelos en las aguas del País Vasco. A bordo del Gure Ama Martina (nuestra Madre Martina) en honor a su madre, nos cuenta como pesca y que lo hace igual que lo hizo su abuelo y su padre. Él no quiere que el arrastre acabe con todo, y quiere que el reparto de cuotas sea equitativo ente todos los artes a los empleos que produce. Julián es una persona que vive para y por el mar,  pero no está solo, hay muchos más.

La pesca artesanal no se siente representada por nadie. No se les tiene en cuenta a la hora de legislar ni a la hora de establecer cuotas, son siempre los últimos en el reparto del pastel: para cuotas, para subvenciones, para negociaciones. Flotaba una idea en el ambiente: “lo que queremos es que los políticos se mojen los pies y conozcan la realidad de la pesca artesanal”. Y…¿por qué no?

Políticos de diversos colores van a venir a mojarse los pies. Vamos a llevarles a Galicia, Cataluña y Andalucía a conocer la pesca sostenible. Nos acercaremos con embarcaciones a las suyas y sin molestar veremos como calan sus redes, como la izan, que especies sacan y hablaremos con ellos, bueno más bien, dejaremos que políticos y pescadores hablen y conozcan la realidad uno del otro. Vamos a negociar para que la PPC ponga en el corazón de la reforma a la pesca sostenible.
A veces los sueños son realidades, por eso, porque representan el 80% de la pesca en España y porque se debería reformar la PPC para la mayoría, vamos a estar apoyando la pesca artesanal pero necesitamos tu ayuda. Únete a nosotros para apoyar a pescadores que apuestan y viven de la pesca sostenible. Hazte socio de Greenpeace y ayúdanos a que pescadores como Julián tenga voz.

¿Quieres conocer cómo se pesca con xeito, vetas y miños? ¿y qué especies son los pintos, las maragotas, los sargos, el san martiño, la jibia y la faneca? ¿Quieres conocer a Julián, Geno y Luis? ¡Vente a pescar con nosotros!

Celia Ojeda (@Celia_Ojeda), responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace.

PD: como sabes, somos una organización política y económicamente independiente, el dinero necesario para llevar a cabo campañas como esta procede de personas particulares. Greenpeace está formada por  más de cien mil socios en España y más de tres millones en todo el mundo, ¿quieres formar parte de Greenpeace? Hazte socio o realiza una donación puntual.


Quedan pocas semanas para la Cumbre de la Tierra en Río, 20 años después de la primera. Aunque ha comenzado la cuenta atrás, los políticos todavía no entienden que nuestro futuro a largo plazo está en juego.

Los océanos son las zonas menos protegidas del planeta. No cabe duda que sus ecosistemas regulan el clima, proporcionan alimentos y empleo para miles de millones de personas y, no menos importante, nos proporcionan la mitad del oxígeno que respiramos. Pero seguimos maltratando nuestros mares debido a la sobrepesca, la contaminación, el desarrollo urbanístico costero, la minería, el cambio climático y la adificación del océano. Los avances tecnológicos hacen que las flotas pesqueras tengan acceso a los caladeros que en el pasado eran o demasiado profundos o demasiado peligrosos y las nuevas tecnologías extractivas, poco a poco, van llegando a lechos vírgenes como sectores del Pacífico y el Índico.

La falta de voluntad política para aplicar los acuerdos internacionales de protección ambiental, así como las enormes lagunas y vacíos en las legislaciones existentes impiden que los océanos estén protegidos. Para aumentar la conciencia sobre estos agujeros negros en la gestión de los océanos y la importancia de la acción en Río Greenpeace ha elaborado una serie de estudios de caso que muestran cómo los océanos del mundo, desde el Ártico hasta la Antártida, se están comprometiendo, es nuestro Plan de Rescate de los Océanos.

No cabe duda que si queremos sobrevivir, necesitamos océanos sanos. Las políticas basadas en el negocio no son la solución y los líderes mundiales no deben desaprovechar la oportunidad, que ofrece la Cumbre de Río, para establecer las mejores herramientas que restauren mucho de lo perdido.

¿Cómo se puede lograr?
En una reunión como la Cumbre de la Tierra donde asisten delegaciones de alto perfil político, nunca mejor dicho, “los que cortan el bacalao”, se debe acordar acelerar las negociaciones formales para establecer un Plan de Rescate de los Océanos. Ese Plan debe comenzar con una luz verde para que se impulse un acuerdo en el marco del Convenio de las Naciones Unidas sobre Derecho del Mar (UNCLOS), la madre de todas las convenciones de protección de los océanos, que proteja las aguas internacionales, las aguas que no son de nadie y son de todos. Este acuerdo garantizaría que los recursos oceánicos se utilizan de forma sostenible, los beneficios derivados de su uso se distribuyan de manera justa, y que los gobiernos pueden actuar sobre sus históricos compromisos para crear una red global de reservas marinas.

La mayoría de los países, entre ellos la Unión Europea y casi todos los países en desarrollo, incluidos Brasil, Argentina, Sudáfrica y la India, con la notable excepción de Venezuela, apoya el inicio de negociaciones formales sobre la mejor manera de proteger la vida marina en aguas internacionales. Sin embargo, un puñado de países, Estados Unidos, Rusia, Canadá, Japón, Noruega e Islandia están bloqueando el progreso, preocupados de que como el acuerdo dinamitaría  sus intereses industriales grandes, por ejemplo para extraer petróleo o para gestionar patentes farmacológicas.

¿Qué puedo hacer yo?
La Unión Europea ha seguido desempeñando un papel muy positivo, sin duda alentado por los muchos mensajes de apoyo que se han enviado desde todas las oficinas Europeas de Greenpeace, y es importante que en esta última etapa se continuemos insistiendo, y presionando. A pesar de la llegada masiva de correos de simpatizantes de Greenpeace que solicitan a EEUU que no sigan bloqueando el proceso, Washington se niega obstinadamente a apoyar el inicio de las negociaciones, protegiendo a sus intereses industriales y pesqueros.

En estas últimas semanas, antes de las cruciales negociaciones que están decidiendo el destino de nuestro planeta, desde Greenpeace instamos a los gobiernos a trabajar juntos y asegurar que en Río se impulse la protección de aguas internacionales para tí, para nosotros y para las generaciones futuras. Suma tu voz al movimiento por una red mundial de reservas marinas.

Pilar Marcos (@PilarMarcos), responsable de la campaña de Costas de Greenpeace
Imagen:
© Greenpeace / Marcio Pena


Un nuevo peligro amenaza la Amazonia. Aunque parezca mentira se llama Código Forestal, pero de forestal tiene poco, más bien podemos decir que es un incentivo a la deforestación.

El nuevo Código Forestal de Brasil después de un largo período de negociaciones y fuerte lobby por parte del sector agropecuario, fue aprobado por el Congreso de los Diputados de este país el pasado 25 de abril. Este lunes llegó al despacho de la presidenta Dilma Rousseff que tiene el poder de vetarlo o no. La presidenta tiene de plazo para pronunciarse hasta el próximo 25 de mayo.

Ante la urgencia de una decisión, que está en manos de una sola persona y que puede ser decisiva para el futuro del país pero también de todo el planeta, Greenpeace se ha acercado a la Embajada de Brasil en Madrid, ha colgado lo que podría ser la futura bandera del país si la presidenta Dilma no veta íntegramente el nuevo Código Forestal y le ha solicitado al embajador que urgentemente transmita nuestra petición a la presidenta. La bandera de Brasil sería así. ¿A que no te gusta?

El verde es el color predominante de la bandera de Brasil como imagen de sus frondosos y maravillosos bosques y en particular por el verde impenetrable (no para las motosierras y bulldozers si entra en vigor el nuevo Código Forestal) de la Amazonia, pero podría ser sustituido, en un futuro muy cercano, por un paisaje desolador.

Muchas veces sobrevuelo en sueños ese inmenso verde sin cansarme. Presidenta Dilma no deje que mis lágrimas, y la de millones de personas como yo (el 80% de los brasileños y brasileñas no están de acuerdo con los cambios introducidos en el Código Forestal),  provoquen una inundación en el río que da nombre al mayor y más diverso bosque tropical del Mundo.

#dilmavetatudo y muestra, en vísperas de la Cumbre de Río +20, que Brasil es un antifitrión creíble en materia de desarrollo sostenible. Si la presidenta veta íntegramente el nuevo Código Forestal y se compromete con el objetivo de Deforestación Cero para 2015 en esta importante cumbre, puede estar segura que será considerada una heroína no solo de Brasil sino también del mundo entero.

¿Aún no le has dicho a la presidenta que vete el Código Forestal? Dilo YA, porque el tiempo vuela ;-)

Luís Ferreirim (@LFerreirim), responsable de la campaña de Agricultura y Bosques de Greenpeace
Fotografía: Pedro Armestre

MÁS INFORMACIÓN
- Toda la información sobre Amazonia
- Encuentra amigos brasileños en tus redes sociales con esta herramienta ¡Necesitamos 1.400.000 firmas para salvar la Amazonia!

- Post 8/05/2012: Deforestación Cero…y el desarrollo de Brasil, ¿qué?
- Post 27/04/2012: Presidenta Dilma ¡veta el nuevo Código Forestal!
- Post 21/04/2012: En vivo/ Enrédate por la Amazonia
- Post 19/04/2012: Busca un amig@ brasileño, pídele que firme y lo que surja…
- Post 17/04/2012: Flashmob/ ¡Baila por la Amazonia!
- Post 12/04/2012: Nueva misión de los estorninos por la Amazonia
- Post 11/04/2012: Kaká 1 – 0 Deforestación
- Post 09/04/2012: Estorninos por la Amazonia
- Post 21/03/2012: Fotoblog: la Amazonia se merece más que palabras, se merece acciones
- Post 23/03/2012: ¡Únete a la travesía del Rainbow Warrior por la Amazonía!
- Post 30/03/2012: A toda vela por la selva amazónica
- Post 03/04/2012: ¡Advertencia! madera ilegal de la Amazonia


Hace ya casi un año que en Japón comenzó la pesadilla, un accidente nuclear en la central de Fukushima. En aquellos días, ni el Gobierno, ni la empresa propietaria, ni la agencia de seguridad nuclear contaban la verdad de lo que allí estaba ocurriendo.

Es necesario aprender de los errores, y en Fukushima se cometieron muchos, no sólo a partir del 11 de marzo, los más graves fueron los anteriores, esos son los que de verdad causaron la tragedia nuclear.

Greenpeace publica “Lecciones de Fukushima”, un informe que cuenta con la colaboración de expertos internacionales, y explica cómo el gobierno, los reguladores y la industria nuclear permitió que ocurriera esta catástrofe.

El informe explica que en Japón se han evacuado 150.000 personas, que tienen 28 millones de metros cúbicos de suelo contaminado por sustancias radiactivas, que el país tendrá que asumir un coste total del desastre de 520 a 650 mil millones de dólares, una cifra que se aproxima al coste de la crisis bancaria de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos; y que sólo mantienen 2 reactores nucleares operativos de los 54 que existen, en contra de las presiones del gobierno y la industria nuclear, sin que por ello sufran ningún problema de suministro.

La principal conclusión es que este desastre nuclear podría repetirse en cualquier central nuclear en el mundo, y que la seguridad nuclear es una quimera porque, en el mundo, un accidente nuclear ha tenido lugar aproximadamente cada siete años, de promedio.

Lección número uno. Sabemos que se conocían los riesgos reales y se ignoraron. Durante décadas se han sabido, en Japón y a nivel internacional, las vulnerabilidades del diseño del reactor de agua en ebullición Mark I (BWR, sus siglas en inglés). También sabían que un tsunami de esas dimensiones podría pasar, entre otros hay informes desde 2008 de la propia compañía en ese sentido, y un giro del destino quiso que se enviaran cuatro días antes al organismo regulador.

Lección número dos. Los planes de emergencia nuclear y evacuación para la protección de las personas han fracasado totalmente, a pesar de que Japón es uno de los países mejor preparados del mundo para la gestión de catástrofes.

Lección número tres. Los contribuyentes serán quienes pagen la mayor parte de los costes. Japón es uno de los tres países en los que, por ley ,el operador de la central nuclear es responsable de la totalidad de los costes de un desastre nuclear, pero los regímenes de responsabilidad e indemnización de la ley son insuficientes. Las personas afectadas se tienen que valer de sus propios recursos. TEPCO, la propietaria ya declaró que no es responsable de la radiactividad, porque ya no es de su propiedad.

Por Raquel Montón (@raquelmonton), responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace España.

- Página web Aniversario Fukushima
- Informe Lecciones de Fukushima
- Garoña, el precio que no podemos pagar
- Folleto Yo soy antinuclear: en castellano, catalán, euskera y gallego

- Mapa interactivo riesgos nucleares
¡Únete al movimiento antinuclear! ¿Nucleares? No, ¡gracias!
Greenpeace es independiente, y no recibe fondos ni de Gobiernos ni de empresas. Existimos gracias a ti ¿Quieres formar parte de Greenpeace? Hazte socio

Post relacionados:
- Post 05/03/2012: ¿Corres el riesgo de vivir cerca de un reactor nuclear?
- Post 01/03/2012: Garoña una historia de ayer, un riesgo de hoy
- Post 29/02/2012: A 4.000 metros de altura: por un mañana sin nucleares
Post 28/02/2012: ¿Sabes realmente lo que pasó en Fukushima?
Post 27/02/2012: ¿Qué hace una compañía eléctrica ante un accidente nuclear?
- Post 24/02/2012: ¿Y de los residuos de Fukushima, quién se ocupa ahora?
- Post 21/02/2012: Desmantelar las nucleares crea empleo y tranquilidad

Puedes dejar un mensaje de apoyo al pueblo de Japón, de estas maneras:
- Escribe un mensaje en los comentarios del post
- Deja tu mensaje en Facebook
Tuitea con el hasgstag #msgFukushima

Exposición fotográfica Shadowlands. Los rostros de Fukushima
Fecha: del 6 al 13 de marzo (inauguración, el 6 de marzo a las 19:00h).
Hora: de lunes a viernes, de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:30h.
Lugar: Espacio utopic_Us. C/ Concepción Jerónima, 22. Madrid.
Organiza: Greenpeace España


El gigante biotecnológico nos ha brindado una excelente noticia, cuando después de una acción de activistas franceses antitransgénicos ayer en una de sus plantas del suroeste de Francia, anunció que no tiene intención de vender semillas de su maíz transgénico MON810 en este país.

Todo indica que el país vecino, un año más, no albergará cultivos transgénicos comerciales a pesar de que el pasado mes de noviembre el Consejo de Estado francés levantó la moratoria que estaba en vigor desde el 2008. Francia ya había anunciado que volvería a introducir su moratoria antes de que se empezara en primavera la próxima campaña de siembra de maíz, pero con este anuncio todo será más fácil.

Monsanto, segun su comunicado de prensa, dijo que no se dan las condiciones favorables para la venta de su maíz transgénico MON810 en Francia ni este año ni los siguientes, por lo que limitaría su oferta en este país a semillas convencionales.

Según parece, los agricultores y consumidores franceses están conseguiendo una agricultura libre de transgénicos... ¿pero que pasa en España? ¿los queremos? ¿queremos que nuestros campos sean plagados por transgénicos? ¿queremos que nuestra alimentación esté contaminada por transgénicos sin que lo sepamos?

… o será que somos un país de blandas costumbres y sumisos que vamos a comer lo que nos pongan en el plato sin rechistar.

NO, no lo somos, pero tenemos que demostrarlo. Porque una agricultura realmente sostenible, respetuosa con el medio ambiente y con las personas, creadora de biodiversidad, de puestos de trabajo y de alimentos sanos, no nos la van a poner en bandeja.

“Spain is different, pero tampoco queremos transgénicos”, esto es lo que hay que decirle a los señores de Monsanto que parece ser tienen una excelente “amistad” con nuestros gobernantes.

Luis Ferreirim (@LFerreirim), responsable de la campaña de Transgénicos de Greenpeace

- Post 10/01/2012: ¡Letonia libre de transgénicos! ¿Para cuándo en España?


¡Ya está aquí! ¡El Rainbow Warrior III se acerca a Barcelona! Parece que han pasado mil años desde que nos confirmaron que el nuevo barco de Greenpeace nos visitaría a finales de 2011. ¡Si ni siquiera habían terminado de construirlo!

Tiene gracia que nos toque escribir estas líneas precisamente hoy, martes trece, ni te cases, ni te embarques. Los supersticiosos, no os preocupéis, será mañana cuando el tercer Rainbow Warrior atraque en el Maremagnun de la capital catalana. Se trata de un momento muy especial por varios motivos.

Por un lado, podremos contemplar con nuestros propios ojos un barco emblemático donde los haya y significa mucho para Greenpeace. Lo hemos construido al igual que hemos hecho todo durante las últimas cuatro décadas: con la ayuda de todos. Y he aquí otra razón para celebraciones: ¡Cumplimos cuarenta años luchando por el medio ambiente!

Desde mañana, hasta el viernes 23 de diciembre, podrás pasarte a celebrar que llegamos a los cuarenta con más fuerza que nunca. Eso sí, no creas que eres tú el que espera al Rainbow Warrior: ¡El Rainbow Warrior te espera a ti! Y no precisamente con los brazos cruzados…

¿Quieres saber qué actividades hemos preparado para estos días? Echa un ojo a todo lo que hay para no perderte nada.

Miércoles 14
La hora está aún por confirmar, pero estate atento desde las 16:00 horas. A partir de esa hora, el Rainbow podrá aparecer en cualquier momento.
Hemos preparado una flotilla para dar un colorido recibimiento al barco bajo el lema “I am a Rainbow Warrior”.
¿Dónde? En el Maremagun, donde permanecerá atracado hasta el viernes 23.
Si no puedes acercarte hasta Barcelona, podrás seguir todo lo que ocurre en la web especial del Rainbow Warrior que hemos preparado.
Esa misma tarde, a las 18:00 horas, habrá una twitcam con Diego Guerrero, cocinero solidario que ya tiene la segunda estrella Michelín, y se embarcará para preparar una cena sostenible el jueves.

Jueves 15
Es el turno de los medios de comunicación, que se acercarán a la rueda de prensa para conocer todos los secretos de la embarcación. Por la tarde, acompañaremos al mercado al chef Diego Guerrero a comprar todo lo necesario para la cena. Ésta es sólo para la tripulación, pero te contaremos todos los detalles por si estas navidades te animas a cocinar tú también una cena sostenible.
Más tarde, una de las primeras sorpresas: un concierto acústico.

Viernes 16
Por la mañana, el Rainbow será para los más pequeños que vendrán de visita escolar. También para jóvenes será el taller de pesca artesanal que será impartido dentro del mismo barco por los propios pescadores que utilizan esta técnica.
A las 20:00 horas, esto se anima. Primero, habrá una proyección del nuevo vídeoclip de la Sonrisa de Julia, donde podrás ver imágenes de la historia de Greenpeace.
A las 20:30, más música, pero esta vez en directo. Rebeca Jiménez animará la cubierta del Rainbow Warrior con temas de su disco ‘Valiente’. ¡No te lo pierdas!

Sábado 17
Si pusiste tu granito de arena para construir el barco, la mañana del sábado es para ti. A partir de las 15:00 y hasta las 20:00, el barco estará abierto para todos. Si estás cerca, no lo dudes, ¡pásate a conocer al nuevo guerrero del Arcoiris!

Domingo 18
¿Qué mejor forma de pasar el domingo que visitando el barco de Greenpeace? El Rainbow estará abierto al público desde las diez de la mañana. Podrás ver cómo funciona una cocina solar abordo y proyecciones en la cubierta si el tiempo lo permite.

Lunes 19 y martes 20
El lunes por la mañana, vuelven los coles, pero a partir de las 15:00 horas, el barco vuelve a ser todo tuyo y podrás visitarlo hasta las 20:00 horas de la tarde del martes.

Miércoles 21 y jueves 22
Dejamos descansar a la tripulación. El barco necesita un par de días de mantenimiento, pero abre para despedirse. Viernes 23 El barco estará todo día abierto al público para que puedas decirle adiós antes de que parta a cruzar el atlántico. No olvides que los horarios son de 10:00 a 13:00 y de 15:00 a 20:00 horas. De todas formas, puedes consultar nuestra agenda antes de pasarte por el Maremagum.

¡El nuevo guerrero te espera!

Mariu Redondo, coordinadora de partipación online de Greenpeace

- Página especial de Rainbow Warrior
- Agenda de actividades del Rainbow Warrior
- Sigue toda las noticias, blogs e información del barco

- Gracias a ti hemos podido construir el nuevo Rainbow Warrior. Para seguir trabajando en nuestra campañas te necesitamos. ¡Hazte socio!

Imagen de previsualización de YouTube

“Precisión quirúrgica” en la manipulación genética, se nos dice desde las empresas y la propaganda “tecnoentusiasta”. Pero “si los cirujanos manejasen lo quirúrgico como los biólogos moleculares manejamos las técnicas de ingeniería genética, yo no aconsejaría a nadie que entrase en el quirófano jamás”…

Son estas palabras del profesor Christian Vélot, Doctor en biología, profesor de genética molecular en la Universidad Paris Sud 11, miembro del Consejo científico del CRIIGEN, y uno de los ponentes de las recientemente celebradas Jornadas Científicas Internacionales sobre Transgénicos en Madrid.

(Por cierto, quienes quieran acceder a las conclusiones, éstas han sido recogidas en un documento redactado por Jorge Riechmann, Profesor de Filosofía Moral (UAM), exdirector del Observatorio de la Sostenibilidad en España.)

En estos dos días se han recogido muchos de los actuales argumentos de la ciencia en materia de biotecnología, transgénesis e ingeniería genética. Y ha quedado meridianamente claro que “muchos estudios científicos arrojan una pesada sombra de duda acerca de las afirmaciones sobre la supuesta seguridad sanitaria de los alimentos transgénicos”, por citar a uno de los ponentes, Michael Antoniou, investigador del Departamento de genética molecular y médica de la escuela de medicina del King’s College de Londres.

“Somos muy imprudentes al confiar en los resultados sesgados de la ciencia orientada por intereses corporativos que grandes empresas como Monsanto aportan a las autoridades reguladoras y a la sociedad –dijo Antoniou—. La tecnología de los transgénicos que hoy se cultivan (básicamente para alimentar una cabaña ganadera sobredimensionada e insostenible) se basa en un paradigma científico-técnico que hoy está superado”.

Son pocos los científicos que hablan con libertad e independencia sobre transgénicos, porque gran parte de la ciencia relacionada  –y muy especialmente en España- está “secuestrada” por la industria de los transgénicos. Recordemos cómo los cables de Wikileaks hace un año revelaban que el gobierno español estaba  trabajando de la mano de EEUU y de la multinacional Monsanto a favor de los transgénicos y en contra de los intereses del resto de la sociedad.

¿El resultado de tan extraño matrimonio? España es el único país de Europa que cultiva transgénicos a gran escala, frente a países como Francia, Alemania, Austria, Grecia, Luxemburgo, Polonia, Hungría e Italia, que les han puesto freno. En España se cultivan según el Ministerio, 97.000 hectáreas de un maíz con propiedades insecticidas de Monsanto, el denominado MON810.

En las Jornadas quedó también claro que la llamada “coexistencia” de cultivos transgénicos y no transgénicos es una entelequia. En la práctica, la ausencia de normas para minimizar la contaminación de campos libres de transgénicos, de segregación entre cosechas, y de control y transparencia están llevando a la agricultura no transgénica a una situación de crisis. La contaminación genética pone en peligro variedades y especies cultivadas tradicionalmente. El aumento del uso de productos químicos elimina o afecta gravemente a la flora y a la fauna no objetivo.

El modelo de agricultura vinculado a los transgénicos es un modelo intensivo, que va de la mano de un modelo de ganadería terrible y destructivo. Existen muchos datos que demuestran que los cultivos “tolerantes a herbicidas” están generando un dramático aumento del empleo de pesticidas. Además, la aparición de resistencias en los cultivos hacen que se necesiten pesticidas cada vez más agresivos.

Por último, estas Jornadas recordaron a todos y todas que tanto los ecologistas como los agricultores y consumidores que se oponen al cultivo de transgénicos no están en contra de la ciencia, el progreso o la investigación. Existen aplicaciones biotecnológicas de laboratorio (confinadas) que no suponen un peligro para el medio ambiente o la salud. Existe incluso una importante actividad industrial en torno a la producción de medicamentos  a través de microorganismos modificados genéticamente. Pero eso no tiene nada que ver con el cultivo de plantas modificadas, que sí son enorme factor de destrucción ambiental y socioeconómica.

Miren Gutiérrez, Directora Ejecutiva de Greenpeace España

- Documento de conclusiones redactado por Jorge Riechmann
- Vídeos de las ponencias en las Jornadas